lunes, 26 febrero, 2024
InicioEconomíaCuáles son las mejores obligaciones negociables para invertir en 2024

Cuáles son las mejores obligaciones negociables para invertir en 2024

Las obligaciones negociables son instrumentos de deuda privado los cuales le permiten a las empresas financiarse y, al mismo tiempo, los inversores obtienen una rentabilidad por colocar su dinero durante el plazo establecido en el documento, excepto que lo venda de forma anticipada en el mercado secundario.

¿Cuáles son las mejores obligaciones negociables para invertir en 2024?

Actualmente existen varias obligaciones negociables interesantes para invertir, dentro de las que se destacan las siguientes:

  • YPF 26: paga en febrero, mayo, junio, agosto, noviembre y diciembre
  • Pampa energía 25: paga intereses en marzo, mayo, septiembre
  • Telecom 25 y 26: paga en enero, febrero, julio y agosto. Pagan un aproximado de 8,5% en dólares
  • AES ($AEC2O): vence en agosto del 2027 y abonan un 9,5% anual en dólares aproximadamente

¿Qué son las obligaciones negociables?

Como mencionamos al principio, las obligaciones negociables son instrumentos financieros de deudas que, por lo general, son emitidos por empresas, tanto públicas, privadas como mixtas, con el objetivo de obtener fondos provenientes del mercado de capitales.

De esta manera, las organizaciones acceden a financiamiento a largo plazo, donde la entidad emisora se compromete a devolver el capital invertido a los inversionistas al vencimiento del documento, como también a abonar los intereses pactados (ya sea en un solo pago o con sistema de «amortización).

Llevan la leyenda «negociables» debido a que pueden ser comprados y vendidos en cualquier momento en el mercado secundario, es decir, antes del vencimiento de esta, permitiéndole a los inversores ajustar sus carteras según sus necesidades.

Asimismo, las obligaciones negociables suelen tener plazos definidos de vencimiento, los cuales pueden variar desde unos pocos años hasta décadas, ofreciendo así diferentes opciones de inversión en términos de horizonte temporal.

Las obligaciones negociables suelen estar orientadas al largo plazo.

Las obligaciones negociables suelen estar orientadas al largo plazo

Por otra parte, la emisión de estas les otorga a las empresas una fuente adicional de financiamiento en comparación a otros métodos, como los préstamos bancarios. De esta forma, pueden diversificar sus fuentes de capital y apuntar a un mayor público de inversores.

Además, las condiciones de la emisión de este instrumento, incluyendo las tasas de interés y plazos, son determinadas por las propias empresas, teniendo en cuenta las condiciones del mercado al momento de su emisión.

Con respecto a los inversores, estos reciben beneficios como el pago de intereses periódicos (aunque puede variar según el tipo de obligación negociable adquirido) junto a la devolución del capital invertido al vencimiento.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al tratarse de instrumentos de deuda, se asumen determinados riesgos como la posibilidad de que la empresa no cumpla sus obligaciones, ya sea por problemas propios (por ejemplo, la empresa está en proceso preventivo de quiebra) o ajenos (el gobierno no les permite acceder a los dólares necesarios para afrontar sus obligaciones). Por este motivo, los especialistas señalan que este tipo de instrumento es recomendable para inversores «moderados» o «agresivos» con respecto a su tolerancia al riesgo.

¿Cómo puedo invertir en obligaciones negociables?

Para invertir dinero en obligaciones negociables deberás tener una caja de ahorro o cuenta corriente ya sea en una entidad financiera o bancaria, ya que, para ingresar dinero al bróker o hacer la adquisición a través de un banco, será necesario que cuentes previamente con los fondos en una cuenta de tu titularidad.

Para invertir en ONs deberás

Para invertir en ONs deberás tener una caja de ahorro o cuenta porriente

Asimismo, si la adquisición la hacés a través de un agente de bolsa, también deberás tener una cuenta en este. Con respecto a las entidades bancarias, es importante aclarar que, si bien el procedimiento suele ser más simple, las comisiones, por lo general, son mucho más altas.

Por otra parte, es importante hacer una distinción sobre la emisión primaria con la secundaria. Es decir, la primaria es aquella en la que la empresa pide directamente el financiamiento y los brokers suelen aplicar algunas condiciones como, por ejemplo, establecer montos mínimos de inversión.

En estos casos, el procedimiento es sumamente variable, por lo que es aconsejable comunicarse con el bróker o banco directamente para conocer cómo participar de la oferta pública. Por otra parte, se encuentran las ONs de los mercados secundarios, es decir, los títulos de deuda que se negocian, al igual que cualquier otro activo financiero como los bonos, y se venden inicialmente por inversores que ingresaron a la oferta pública, pero, por algún motivo, necesitan obtener su capital más parte de los intereses (aunque todo depende del valor de mercado) de forma previa.

En este último caso, los pasos a seguir son los siguientes:

  • Contar con una cuenta en un bróker e ingresar dinero a la cuenta. Es importante aclarar que únicamente se puede ingresar dinero mediante una transferencia bancaria de tu titularidad
  • Dirigirte a la sección de «compra» de activos e ir al apartado de obligaciones negociables
  • Buscar la obligación negociable a través de su abreviatura
  • Ingresar la cantidad y el plazo de ejecución (contado inmediato, 24 o 48 horas) y confirmar la operación

Es importante tener presente que el instructivo previamente mencionado es «general», por lo que pueden existir variaciones dependiendo el bróker con el que operes.

De esta forma, siguiendo estos pasos y teniendo en cuenta las consideraciones mencionadas a lo largo de la nota, podrás invertir en obligaciones negociables y obtener rendimientos consistentes en dólares.

Más Noticias