jueves, 13 junio, 2024
InicioPolíticaLa polémica en Barracas Central vs. Independiente: la patada que Pablo Dóvalo...

La polémica en Barracas Central vs. Independiente: la patada que Pablo Dóvalo castigó con una amarilla

La polémica volvió a la Copa de la Liga del fútbol argentino. Transcurrían 19 minutos del primer tiempo en la cancha de Huracán, en el cruce entre Barracas Central, el local, e Independiente. Poco antes, Matías Giménez había adelantado en la cuenta al Rojo. Era el mejor momento del Rojo, en una acción en la mitad de la cancha, Alexis Domínguez conducía la pelota; la adelantó un poco e Iván Marcone salió al cruce, y el delantero de Barracas Central fue con la plancha sobre la pierna derecha del jugador del Rojo, que cayó aparatosamente, e inmediatamente se notó cómo había quedado lastimado.

De inmediato, el árbitro Pablo Dóvalo le sacó la tarjeta amarilla a Domínguez, a pesar de los reclamos de todo Independiente y del DT Carlos Tevez, que reclamó la expulsión del atacante. Mientras atendían a Marcone, el entrenador de Independiente le pidió a Dóvalo que fuera a observar de nuevo la jugada en el VAR, pero el árbitro no lo hizo. Y tampoco corrección de parte de Luis Lobo Medina, que estuvo a cargo de la asistencia arbitral por video.

¿Hubo más? Sí, porque después de esa infracción, Alexis Domínguez volvió a ser protagonista importante en el partido. Sobre los 45, Alan Cantero recuperó la pelota sobre la izquierda, y cedió para Rodrigo Insúa, que de primera la puso dentro del área para Maximiliano Zalazar, y el delantero desacomodó a la defensa del Rojo con un pase hacia atrás, y por allí llegó Domínguez para empujar el balón a la red y anotar el 2-1 parcial para el Guapo. Un golazo por la jugada colectiva, sí. Pero que posiblemente no habría llegado si Domínguez hubiera sido expulsado por aquella falta fuerte sobre Marcone.

Otra acción discutida en el comienzo de la segunda parte fue una presunta mano en el área de Barracas Central, en un centro que cayó y dio en la mano derecha de Facundo Mater, que estaba marcando a Matías Giménez, pero aquí claramente no hubo acción manifiesta de buscar el balón ni tampoco ocupaba un volumen excesivo.

Más tarde, en la habitual conferencia de prensa, Carlos Tevez fue durísimo con el árbitro. “Nos vamos calientes. Este tipo tiene que terminarla porque no va a poder seguir. Se caga en el trabajo de los pibes. Así va a ser muy difícil seguir. Tiene antecedentes con Barracas y hoy nos robó”, fue una de sus frases.

Y siguió por el mismo camino: “La de Iván es roja. Nos cambió el partido. Callarse no es justo, todos los técnicos tienen que unirse y que no nos caguen. Estos partidos los jugás contra 14. Ya lo sabes desde la previa”. Apache se sintió muy molesto, durante el partido y luego, sobre todo, a la hora de las citas: “La última de Damián es penal. Te empiezan con las chiquititas y te sacan del partido. Le contestas y no te da argumentos. No voy a hablar del VAR y de los arbitrajes. Lo de hoy es muy obvio. No quiero que me ayuden ni que me caguen”.

Marcone observa desde lejos a Dóvalo, fuera de foco, también en el partidoMatías Nápoli – FOTOBAIRES

Más tarde, Alexis Domínguez fue claro: “Nunca quise lastimar a Marcone”. Lo curioso es que Barracas Central, con Dóvalo como juez, consiguió el 61 por ciento de los puntos. De 23 partidos, se impuso en 11, empató 9 y solo perdió 3.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias