lunes, 15 abril, 2024
InicioPolíticaEl Salvador, el rival de Argentina que no gana hace 20 partidos...

El Salvador, el rival de Argentina que no gana hace 20 partidos y jugará dos encuentros en menos de 48 horas

El Salvador, el rival al que este viernes enfrentará el seleccionado argentino en Filadelfia, programó tres partidos en esta semana que la FIFA habilita para amistosos en lugar de los dos tradicionales que se organizan. Y dado que este miércoles en la noche jugó el primero de ellos, los dirigidos por Lionel Scaloni se las verán frente a un adversario que tendrá su segunda exigencia en menos de 48 horas. Sí, con ese poco descanso y un viaje desde la fría y ventosa Washington, donde igualó 1-1 con Bonaire, con un gol en contra insólito.

Tras la cancelación en medio de un conflicto de la gira por China y de los encuentros ante Costa de Marfil y Nigeria, el conjunto albiceleste asume duelos devaluados: afronta como primera prueba en los Estados Unidos el partido con El Salvador y el martes próximo se medirá con Costa Rica, en California. En el caso de los salvadoreños, son claramente el rival más accesible de los dos, pero hay otros puntos por los cuales se vislumbra como un equipo de muy limitados recursos.

Melvin Cartagena avanza ante la defensa de Bonaire en el amistoso jugado por El Salvador en la noche del miércoles; el mediocampista fue uno de los ocho jugadores que sólo jugó el primer tiempo.X

La igualdad con Bonaire, una pequeña isla bajo leyes neerlandesas al norte de Venezuela y cercana a Aruba, cuyo equipo representativo no tiene ranking FIFA, significó para El Salvador extender a 20 la serie de partidos sin ganar. La última vez que se festejaron un triunfo fue el 4 de junio de 2022, por la primera fecha de la Liga de Naciones Concacaf, cuando superaron como locales por 3-1 a Granada.

Para esta gira por los Estados Unidos, el entrenador David Dóniga Lara -asumió en enero pasado- citó a 25 futbolistas, la misma cantidad que Scaloni para dos juegos, y utilizó ante Bonaire a 19, con ocho cambios en el entretiempo. El DT español debutó en enero con un 0-0 frente a Inter Miami, en el que Lionel Messi jugó un tiempo y sufrió la derrota por 2-0 con Costa Rica en febrero, antes de esta increíble triple fecha para los salvadoreños que finalizará el martes en Houston ante Honduras.

Darwin Cerén y Melvn Cartagena (23) luchan por recuperar la pelota para El Salvador, que igualó ante Bonaire en Washington.X

El Salvador tuvo más la pelota ante Bonaire y contó con buenas opciones para convertir, pero tuvo poca puntería: intentó al arco más de 20 veces y logró un gol, de Pablo Punyed de cabeza, para la igualdad siete minutos después de un blooper en defensa en el que los caribeños se habían puesto en ventaja.

Germán Fuentes, casi en posición de número 4, buscó darle un pase al arquero en una jugada en la que los salvadoreños intentaron salir jugando, pero Oscar Pleitez falló en su intento de controlar la pelota con la izquierda y cuando se dio vuelta vio como ingresaba junto al segundo palo. El empate trajo algo de alivio en un estadio en el que los hinchas mostraron algo de malestar con el resultado obtenido.

El increíble gol en contra que sufrió El Salvador

Con un equipo más ofensivo de los anteriores partidos y Nathan Ordaz como el más aplicado en ataque, El Salvador utilizó el duelo como entrenamiento para lo que vendrá, a tres días de haberse encontrado los jugadores en su país, llegar algunos con demora, hacer el viaje y ser anunciado que tres de los 25, incluido el arquero titular Mario González, no estarían disponibles “por lesión”. El DT sólo dejó a tres futbolistas en el campo los 90 minutos: a Ordaz y a los defensores Julio Sibrian y Tereso Benítez.

“Tenemos un equipo con más llegada, más profundidad y más finalización, pero nos cuesta el gol. Será cuestión de confianza, pero evolucionamos desde que este cuerpo técnico asumió y los partidos terminan siendo entrenamiento por el goteo con el que llegan los futbolistas. Me quedo con un mejor balance en lo ofensivo, cuando en los otros partidos fue al revés. Ante Argentina va a ser más complicado, vamos a encontrar a un equipo que nos va a querer quitar la pelota”, describió el DT.

“Tenemos el condicionante de que hay que dividir a la plantilla, porque tenemos menos de 48 horas entre un partido y otro. Y no creo que sea mejor que no juegue Messi, porque Argentina es la mejor del mundo y el que juegue va a tener un nivel altísimo. El que no viene del City, viene del Inter de Milan o del United. El que reemplace a Messi va a tener una oportunidad que si estuviera Leo tal vez no hubiera tenido. Estamos en unas condiciones que no estamos para elegir y sabemos que lo importante para nosotros comienza en junio, con las eliminatorias para el Mundial 2026”, completó Dóniga Lara.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias