viernes, 12 julio, 2024
InicioPolíticaLa increíble recuperación de Jamie Foxx luego de su viaje al infierno

La increíble recuperación de Jamie Foxx luego de su viaje al infierno

“Bajé al infierno y regresé” «>“Bajé al infierno y regresé” confesó Jamie Foxx, luego del susto de su vida: el 12 de abril del 2023 tuvo que ser hospitalizado por un problema de salud. Hoy, a casi un año de aquel episodio, el actor se lo vio totalmente recuperado. “Literalmente volvió a ser el mismo de antes”, aseguró un testigo de las grabaciones de Beat Shazam, el programa de televisión que el célebre actor conduce junto a su hija Corinne y que va por su séptima temporada.

Según publicó la revista People, uno de los presentes durante el regreso de show de juegos de FOX reconoció que el protagonista de Django sin cadenas y exnovio de Katie Holmes recuperó su energía de siempre. “Está muy ocupado y ha vuelto a hacer lo que ama”, reveló. “Jamie no perdió el ritmo en Beat Shazam. Literalmente volvió a ser el mismo de antes”, agregó con emoción.

Jamie, de 55 años, retomará la posta de su programa luego de una temporada ausente. Fue Nick Cannon quien, mientras el artista se recuperaba, condujo el show junto a Kelly Osbourne, que ocupó el lugar de Corinne. “Jamie y Corinne son el corazón y el alma de Beat Shazam”, explicó el mes pasado una de las ejecutivas de Fox Entertainment, Allison Wallach, en un comunicado. “Nuestro dinámico equipo de presentadores de padre e hija aportan una relación como ninguna otra a un programa único y es maravilloso tenerlos de regreso en el set esta temporada”, sumó.

Beat Shazam es un concurso musical en donde los participantes intentan identificar canciones exitosas y lograr así ganar un millón de dólares. Hasta el momento, el show regaló más de 10 millones de dólares en seis temporadas. Además de oficiar de conductor, Foxx, de 56 años, es uno de los productores ejecutivos.

Las alarmas respecto a la salud de Foxx se encendieron durante el rodaje de la película de Netflix, Back in action, con Cameron Diaz

Si bien todavía no aclaró exactamente qué fue lo que le sucedió hace un año y que lo llevó a pasar un tiempo en el hospital, Foxx dijo en los premios AAFCA el mes pasado que compartirá la historia completa en un especial de comedia. En ese marco, un allegado al actor explicó a People que en la actualidad “está súper ocupado, feliz y fuerte”. “Ahora está entusiasmado con el trabajo, vive limpio y disfruta de su buena salud. Jamie es un tipo sociable, le gusta estar con sus amigos, tiene que estar ocupado haciendo todo tipo de cosas diferentes. Es un emprendedor auténtico con nuevos proyectos en marcha todo el tiempo”, agregó.

Además de su regreso a la TV, Foxx es parte de varias producciones cinematográficas prontas a estrenarse como el film de Netflix Back in Action, una película de espías donde comparte cartel con Cameron Diaz. Fue justamente durante el rodaje de esta producción que Foxx debió ser hospitalizado de urgencia. Los motivos de aquella internación nunca estuvieron del todo claros. El propio actor, que a las pocas semanas de su ingreso compartió un mensaje de agradecimiento a través de sus redes sociales, también fue críptico en cuanto a las razones: “Pasé por algo por lo que pensé que nunca, nunca pasaría”, dijo. “Bajé al infierno y regresé”, advirtió.

Jamie Foxx durante el rodaje del film de NetflixGrosby Group – Backgrid/The Grosby Group

La primera aparición pública del actor se dio ocho meses después de aquella velada: se subió al escenario de los Critics Choice Association Awards Celebration of Cinema & Television, que ese año homenajeaban los logros de los artistas negros, latinos y asiáticos en la industria. Al actor le dieron un premio por su papel en The Burial, un drama disponible en Prime Video que fue alabado por la crítica, que destacó que Foxx había vuelto “en plena forma”.

Visiblemente emocionado y, por momentos, al borde de las lágrimas, el protagonista de títulos como Ray (por la que ganó el Oscar a mejor actor en 2004) fue recibido entre ovaciones y aplausos: “¿Saben? Es una locura, pero no podía hacer esto hace seis meses; en realidad no podía caminar”, arrancó diciendo en un discurso que duró unos 12 minutos, antes de hacer una pausa debido a la emoción. “Quiero agradecer a todos. He pasado por algo, he pasado por algunas cosas. Y ahora valoro cada minuto”, continuó.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias