miércoles, 22 mayo, 2024
InicioSociedadMurió a los 39 años, la periodista de PERFIL, Nadia Galán

Murió a los 39 años, la periodista de PERFIL, Nadia Galán

Tomo yo la palabra porque nos dejaste mudos, Nadia, y nadie está en condiciones de hablar. 

El 10 de abril se nos fue nuestra queridísima Nanu, Nadia Galán. ¡Dios, no puedo creer que estoy escribiendo esto!… Y no nos resignamos a dejarla ir. Sí, somos egoístas. 

Mientras ayer mascullaba que estas bofetadas del destino me recuerdan lo que intento no recordar –sí, la vida es a veces una mierda-, vi que Claudio Corsalini –periodista y amigo- la despedía, haciendo de tripas corazón, recordándola entre adioses y cariños, con el consuelo de siempre: “por lo menos no sufre más”. Una hidalguía, lo que corresponde decir.

Pido perdón a todos porque realmente nos cuesta pensar, apenas me atrevo a juntar unas pocas palabras en nombre de mis compañeros y en medio del desgarro colectivo y el desconcierto generalizado, contarles a nuestros lectores y a los seguidores de las crónicas de Nanu, que sí, que tenemos una noticia muy triste para darles, murió ayer nuestra querida compañera Nadia Galán.

Nadia Galán, periodista de PERFIL

Se nos unió el 1 de noviembre del 2009, en Contá y ganá, luego en Libre, pero cuando llegó a la redacción del Diario Perfil, pensé: “¿cómo podrá una persona tan frágil ser fuerte y dedicarse al periodismo policial?” Y sin embargo, la vimos atajando todas las balas, literal y metafóricamente. Supimos entonces que había llegado para quebrar nuestros prejuicios, esa fue su primera lección. Y no la única.

Doble homicida y condenado: Lencina, el preso que creen iban a rescatar de un hospital rosarino

“Periodista. Mi objetivo en esta vida es ser feliz, empezando por los pequeños detalles. Si te hace feliz, hacélo. Y ahora mamá de Delfi”, escribió oportunamente en el epígrafe de bienvenida de su propio Instagram. Segunda lección.

Incómodo, ansioso y sonrisas falsas: el análisis del lenguaje no verbal del descargo de Juan Darthés

Pido disculpas porque a mí que me gusta escribir extensamente, pero en circunstancias como ésta hasta los brazos se resisten. Hay muchas cosas que quisiera decir en nombre de todos los periodistas y amigos de Perfil que compartimos jornadas enteras con este rayo de sol que acabamos de perder. Pero creo que esta tristeza que compartimos con su familia pide cierta intimidad.

Una vez alguien me dijo: “todos creen que los periodistas son buchones y hablamos mucho; en realidad somos las personas que mejor sabemos guardar secretos”. 

Con un “certero puntazo en el corazón”, asesinó a la madre de sus cuatro hijos

Y creo que tiene razón. Nuestro dolor es hoy tan grande que necesitamos un minuto de silencio. Vimos a Nanu aceptar con madurez tantas otras pérdidas; con equilibrio, la maldición del cáncer; con plenitud, su maternidad; con solidaridad, la que intuía era su propia despedida. Ojo, que también la vimos sonreír siempre, mientras los ojos enrojecían y alguna lágrima rebelde desobedecía. Nadia sonreía incluso en las sesiones de quimioterapia, qué enorme mujer. Linda en todos los sentidos. El 8 de septiembre próximo habría cumplido 40 años, la pucha.

“Te encajo un tiro en medio de la frente”: quién es la jueza destituida por amenazar a un albañil

Nuestro corazón está roto porque extrañaremos esas lecciones de integridad. Cuánto, cuánto lo sentimos… eso no se puede narrar. 

Y como siempre sucede en estos casos en que la vida sorprende a la vuelta de la esquina, nos quedan infinidad de recuerdos, tantas cosas pendientes, mucha bronca. Sí, porque es cuando pienso y peno porqué esta hermosa vida se convierte en un lobo forajido mostrando los dientes. Tenés razón, Claudio, al menos no sufre más. Y a esta altura, los boquenses de PERFIL ya le perdonaron el fanatismo casi inexplicable con River Plate.

Nanu estás en nuestros corazones. ¿Necesito decirte que nada será igual? Todo PERFIL te abraza, siempre.

Más Noticias