martes, 16 julio, 2024
InicioEconomíaEl dólar paralelo puede llegar a valer menos que el oficial?: esto...

El dólar paralelo puede llegar a valer menos que el oficial?: esto es lo que anticipa el mercado

Con la llegada de los dólares de la cosecha, más de un economista prevé que la cotización del dólar puede seguir hundiéndose en las próximas semanas, al punto de que podría en algún momento ser indistinto comprar en el mercado paralelo que en el oficial. Para ello, la condición es que el gobierno no devalúe nuevamente el peso, algo que el ministro de Economía, Luis Caputo, considera que no es necesario.

El Gobierno ha logrado, a fuerza de acumular nueva deuda de importadores y disolver con inflación gran parte de los pesos circulante, un escenario de baja del tipo de cambio persistente. Desde hace semanas que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo se mantiene entre el 20% y 25%.

Uno de los elementos a tener en cuenta para entender por qué el Gobierno ha logrado contener el precio de la divisa es el cepo que ha convertido al Banco Central prácticamente en el único comprador de divisa del mercado. De acuerdo con datos de la consultora PxQ en Argentina, en febrero solo se pagó el 6% de las importaciones. El 94% se postergó.

El stock de deuda de los importadores pasó a sumar unos u$s43.000 millones con el actual Gobierno. En los primeros dos meses del año, se agregaron u$s9.300 millones. Hay que recordar que el Gobierno recibió un stock de u$s51.000 millones, pero pudo resolver por diferentes vías una parte.

De ellos, unos u$s8.500 millones se abonaron por mecanismos alternativos al Mercado Único y Libre de Cambios. Los importadores así registraron ante la AFIP u$s42.600 millones de deuda comercial que quedaron de la anterior gestión. Por el BOPREAL se han resuelto hasta ahora u$s8.600 millones.

PxQ estima que históricamente la Argentina se maneja con un stock promedio de deuda comercial de unos u$s25.000 millones. La consultora plantea que durante abril se va a terminar el plazo que logró el Gobierno de cuatro meses para el pago de importaciones, al hacer que se vayan liquidando el 25% cada 30 días. Por lo que se supone que desde este mes se van a ir aflojando restricciones al cepo.

Se supone que desde este mes se van a ir aflojando restricciones al cepo

Estos nuevos permisos para comprar dólares en el MULC no van a ser para atesoramiento, sino para el comercio exterior. Eso implica que el Banco Central va a tener una demanda adicional de divisa. Si hasta ahora el Gobierno pudo sostener el precio del dólar en el orden de los $1.000 con tendencia a la baja porque el BCRA era el único demandante, ahora se piensa que lo va a lograr porque comenzarán a entrar divisas de la cosecha.

El titular de PxQ, Emmanuel Alvarez Agis, sostiene que «en términos de lo que plantea el FMI, lo primero que hay que regularizar son las importaciones y luego se ve qué se hace con los dólares sobrantes«.

Lo que se señala como un punto a tener en cuenta es que la cosecha no vendrá tan bien como se suponía. Hay dos cuestiones que juegan en contra: una es que bajó el precio de los granos y la otra es que el dólar se apreció. Se calcula que el productor recibía por tonelada de soja $670.897 en marzo del año pasado y este año solo cobrará $258.420. Se supone que la liquidación va a estar por debajo de 80% del valor estimado.

El dólar paralelo debajo del oficial

«Es posible que la velocidad de acumulación de reservas se comience a ralentizar, pero gracias a que la brecha está tan baja aparecieron muchas exportaciones del resto, que no son del campo», señala Alvarez Agis.

El ex viceministro de Economía durante el segundo gobierno de Cristina Fernández afirmó en una charla con inversores que a pesar de que el precio de la cosecha no es tan bueno como se estimó para los productores, se «vienen 60 días positivos».

«Es probable que la oferta en el Contado con Liquidación de los exportadores pase de u$s800 millones por mes a u$s1.200 millones. Es probable que el CCL caiga y la brecha se achique, al punto tal que no hay razón técnica para refutar que el paralelo podría quedar debajo del oficial«, anticipó.

El precio de la cosecha no es tan bueno como se estimó para los productores

El economista sostuvo que «esto es porque el cepo a la demanda es casi total contra una oferta que está apareciendo» por lo que sugirió que «tal vez sea el momento de comenzar a relajar las restricciones«.

El piso del dólar podría ser en mayo

El consultor Salvador Distefano también supone que se viene una fuerte baja del dólar en los próximos dos meses.

«El dólar billete sigue su recorrido bajista, no hay emisión monetaria, con lo cual los pesos se van transformando en escasos, la recesión hace que las empresas y particulares tengan que desahorrar en dólares, y la demanda de billetes es muy escasa lo que invariablemente hace que el dólar deje de ser objeto de deseo«, explicó.

El analista sostiene que «el piso del dólar lo verá cuando la cotización de los dólares que se transan entre particulares, sea igual al precio del dólar mayorista al que comprar dólares el Banco Central».

«Para fin de mes, el dólar mayorista podría ubicarse en $ 868,40, y para fin de mayo en $ 885,6. Si el dólar billete baja a estos valores, será indistinto vender el dólar en el mercado, o directamente en el mostrador de los bancos, algo que no está prohibido. Si ello ocurre, el Banco Central podría incrementar reservas y monetizar la economía», estimó.

El Tipo de Cambio Real sigue para abajo

Uno de los problemas que puede enfrentar el Gobierno por no acelerar la devaluación es la apreciación del tipo de cambio. Si no logra realizar mayores correcciones del tipo de vista fiscal que permitan reducir costos a las empresas, por otro lado, la Argentina seguirá encareciendo en dólares.

El Banco Central podría incrementar reservas y monetizar la economía

Según indica el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) del Banco Central, el 9 de abril último, este indicador se ubicó en 97,9 puntos, contra los 161,3 puntos del 13 de diciembre, cuando el equipo económico que dirige Luis Caputo decidió meter una devaluación del 50% al peso.

En ese momento, los 161,3 puntos de TCRM equivalían a $800. Ahora, luego de la carrera inflacionaria del 25,5% de diciembre; del 20,6% de enero; 13,2% de febrero, y del orden del 12% en marzo, contra una tasa de crawling peg mensual del 2%, el TCRM bajó a $485,55.

Más Noticias