sábado, 24 febrero, 2024
InicioEspectáculos«Casados con hijos» no para: gana en Netflix, en Telefe y en...

«Casados con hijos» no para: gana en Netflix, en Telefe y en el teatro

El sábado fue lo más visto de la TV abierta y ya está primera en el ranking de la plataforma. Las claves de este clásico que arrasa en todos los frentes.

Cuando, en tiempos prepandémicos, se anunció que la exitosa sitcom protagonizada por Guillermo Francella y Florencia Peña pegaba el salto al teatro llamó la atención de más uno: ¿podrá un formato típico de TV adaptarse a una puesta escénica? Hubo que esperar, pero no sólo lo logró, sino que explotó la taquilla. Y cuando el mes pasado se confirmó el desembarco de Casados con hijos en Netflix se abrió otro interrogante.

El interrogante de ¿no estará demasiado gastada la fórmula de la familia disfuncional puesta a mostrar su caótica dinámica? O, mejor aún, ¿no están demasiados vistos los 212 episodios que la plataforma subió a su catálogo el 17 de mayo?

Evidentemente no, porque según el ranking interno de Netflix, tras sus dos primeras semanas disponible en On demand ya se puso primera entre las series más vistas en la Argentina, delante de la exitosa serie española El silencio. Y relegando a un octavo puesto a la emotiva El amor después del amor, la biopic sobre Fito Páez que fue furor durante sus primeras semanas, más sostenida por el boca a boca que por la crítica (se estrenó el 27 de abril).

Una historia sin fecha de vencimiento

Guillermo Francella en

Guillermo Francella en «Casados con hijos», un éxito que nunca se detuvo y se convirtió en clásico. Foto gentileza Netflix

Adaptación del clásico estadounidense, la sitcom se estrenó en la Argentina en 2005 y desde entonces tuvo dos temporadas originales en la Argentina, que ahora, para los criterios del streaming, pasa a tener «cinco (sub)temporadas».

Cuando el formato (Married… With Children) se adaptó a la idiosincracia argentina, con un lenguaje que rápidamente se etiquetó como «argento» -igual al apellido de la familia principal del relato-, no alcanzó inmediatamente las expectativas del canal.

La primera temporada se emitió entre el 12 de abril y el 22 de diciembre de 2005 y contó con 137 episodios. En ese período, la sitcom cosechó un rating promedio de 17,1 puntos. Para ese entonces, la vara de la TV estaba mucho más alta que ahora: un verdadero éxito rondaba entre 20 y los 30 puntos.

Pero llegó el verano del 2006, el canal decidió reponerla y las cifras superaron a las de la temporada original. Frente a esta extraña conducta, Telefe se animó a grabar una nueva entrega, de 75 episodios (cortos). Se emitió entre el 14 de agosto y el 28 de diciembre, y logró superar la barrera de los 21 puntos: marcó un promedió de 21,7, con picos de más de 30.

A partir de ahí todo fue repeticiones y se convirtió en un imbatible comodín para el canal al que echó mano siempre que tuvo un hueco. Ni que hablar en pandemia. Ahora forma parte de su programación del fin de semana y este sábado fue lo más visto del día, por caso, con 6,4 puntos, ganándole a otro comodín de Telefe, Los Simpson.

Fue tal el fenómeno, que fue creciendo sólo con las reposiciones, que a Gustavo Yankelevich se le ocurrió mudar la historia a un escenario: la obra se iba a estrenar en 2020, pero debido a la pandemia recién se estrenó en enero de 2023 en el Teatro Gran Rex.

Pepe Argento, el personaje de Guuillermo Francella en

Pepe Argento, el personaje de Guuillermo Francella en «Casados con hijos». Foto gentileza Netflix.

Ahora, sigue su camino por el interior: en julio habrá al menos 17 funciones en Córdoba, ya agotadas.

Encabeza por Francella y Peña, la sitcom en formato televisiva se completa con Luisana Lopilato, Darío Lopilato, Érica Rivas y Marcelo De Bellis, pero debido a ciertas internas del elenco, no aceptó ser parte del proyecto teatral. Y entonces se sumó Jorgelina Aruzzi.

Si a esta altura del recorrido la historia sigue enganchando es porque no sólo no tiene fecha de vencimiento, sino que hay algo de la identificación (en parte de la sociedad) que gusta. Aunque sea una que sepamos todos. Y la sepamos de memoria.

Florencia Peña en

Florencia Peña en «Casados con hijos», que ya brilla en Netflix. Foto gentileza Netflix

El disparador es el reflejo de una familia disfuncional argentina de clase media, venida a menos, que muestra, en un hilván de gags, su día a día: un matrimonio con dos hijos, una mascota grande y unos vecinos que por momentos son amigos y por momentos, rivales. Gran manejo de la acidez y la ironía en los diálogos. Y muy buenas composiciones, espacialmente en Moni (Peña) y Pepe Argento (Francella).

Veremos sin con el correr de las semanas, la repetición de la repetición (de la repetición) sigue teniéndola en el «top ten» del streaming, mientras también juega en la liga de la TV abierta y la teatral.

Más Noticias