lunes, 15 abril, 2024
InicioPolíticaMirá las pelíclas nominadas a los Oscar en Mejor dirección de arte

Mirá las pelíclas nominadas a los Oscar en Mejor dirección de arte

“El ojo debe viajar” dice una máxima del diseño y pocas cosas nos permiten viajar en el tiempo, espacio y distintos universos posibles como el cine. Detrás de esas escenas y composiciones maravillosas está el talento de los directores de arte que estudian cada objeto y elección al detalle. Entre los miles de títulos que se estrenan cada año, estos son los que la Academia de la Artes y Ciencias Cinematográficas seleccionó como los más destacados de 2023, te invitamos a conocerlos.

Poor Things

Ambientada en una Inglaterra victoriana fantástica y retro futurista, la estética de la película que protagoniza Emma Stone parte de una apuesta más que interesante. El equipo de arte tiene tres protagonistas, el diseño de producción estuvo a cargo de la duple de James Price y Shona Heath, mientras que el húngaro Zsuzsa Mihalek fue el responsable de la decoración del set.

Emma Stone es Bella Baxter, la protagonista de Poor Things.

«Nos apoyamos mucho en las pinturas a la hora de trabajar, en el sentido de que cada cual lo interpreta a su manera. Sabíamos que había algo de época, pero que esto estaba atravesado por la manera más fantástica en que la protagonista ve o entiende al mundo.»

Shona Heath, directora de arte

Los espacios victorianos fantásticos se inspiran en la mirada de Baxter.

Ambientada en la década del veinte en Oklahoma, la nueva película de Martin Scorsese tiene como protagonistas a Leonardo Di Caprio, Robert De Niro y Lili Gladstone. La trama se centra en los abusos que los integrantes de la tribu Osage sufrieron por parte de sus “tutores” blancos y representó un enorme desafío en todo sentido. Unas pocas fotografías de algunos pueblos sirvieron como punto de partida para los directores de arte Jack Fisk, responsable del diseño de producción, y Adam Willis, quien decoró los sets. Conocer al detalle la vida de los Osage y los colonos y reconstruir esas ciudades no fue tarea sencilla.

La reconstrucción de la ciudad en el noreste de Oklahoma.

«Parte del trabajo consistió en revisar archivos históricos y eso me llevó un tiempo. Visité ciudades de Oklahoma, Arkansas, Texas y otros estados alrededor que en aquel momento tenían ciudades similares y recompilé imágenes de todos los interiores de comercios y oficinas que pudiera haber.»

Adam Willis, decorador del set

Barbie

No es la primera sino la séptima vez que la dupla que componen Sarah Greenwood, diseñadora de producción y Katie Spencer, decoradora de set, son nominadas al Oscar por su trabajo como directoras de arte. Recrear la estética de Barbie parecería una tarea más bien sencilla que a medida que avanzaban en el proceso se iba complejizando. “Aunque fuera completamente artificial y absurda, tenía que ser real. Tenés que creerlo” reflexiona Spencer cuando piensa en ese mundo de Barbie que ocupa un lugar central en la trama. Una paleta estridente con decenas de tonos de rosa y objetos plásticos en dimensiones desproporcionadas con juegos entre las dos y tres dimensiones fueron parte de la apuesta en su mirada.

La versión de Barbie Dreamhouse según Greenwood y Spencer.

La casa se inspiró en una Barbie Dreamhouse de los setenta aunque atravesada por la estética de las construcciones modernistas de mitad de siglo en Palm Springs. Detalles como la ausencia de techos y paredes y la escala fueron fundamentales para mantener la apariencia de juguete.

Barbie en su casa, todo se trabajó en distintos tonos de rosa.

Aunque se trata de una película de época, el mayor desafío que la diseñadora de producción Ruth De Jong y Claire Kaufman, decoradora del set, encontraron a la hora de dar forma al arte de Oppenheimer no fue en ese sino todas las complicaciones que la reconstrucción de la historia traía consigo. La trama de la película de Christopher Nolan se centra en la vida de Robert Oppenheimer, un físico teórico al que se lo reconoce como el creador de las primeras armas nucleares. La primera dificultad estuvo en la decisión de recrear la base militar de Los Álamos, centro de operaciones del proyecto en el que trabajó Oppenheimer, en Ghost Ranch, una reserva de 8500 hectáreas.

La bomba nuclear fue uno de los elementos que más tuvieron que trabajar desde el arte.

Nolan motivó al equipo a que no hiciera una reconstrucción documentalista sino que se animaran a mostrar el espíritu del modernismo de la mano de los mejores autos, teléfonos y piezas de tecnología de la época. “Nuestro proceso consistía en ver la realidad, comprender su esencia y luego divorciarnos de su forma para ir a hacer nuestra película”, explica De Jong.

Napoleón

Como su título lo indica, esta película de Ridley Scott se centra en la historia de Napoleón Bonaparte, su asenso al poder y su relación con la Emperatriz Josefina. Retratar la vida palaciega en la Francia de 1800 no es tarea sencilla y mucho lo es recrearlo en Inglaterra: la difícil tarea cayó en la dupla de Arthur Max y Elli Griffel, decorador de sets. Con algunos préstamos del museo de Victoria & Albert y contingentes de muebles cuidadosamente seleccionados en Francia, la dupla que ya había trabajado en conjunto en películas como Gladiador logró reconstruir a la perfección palacios y campos de batalla.

Joaquin Phoenix pone el cuerpo a Napoleón.

Como se rodaba en Inglaterra, Arthur Max tuvo que buscar construcciones neoclásicos en los alrededores de Londres. La decoradora Elli Griff fue la responsable de redecorar las mismas locaciones para distintas escenas con artículos traídos desde Francia.

Revista Living

Conocé The Trust Project

Más Noticias