jueves, 20 junio, 2024
InicioSociedadPor qué no hay que olvidar el crimen de José Luis Cabezas?

Por qué no hay que olvidar el crimen de José Luis Cabezas?

A 27 años de su crimen, estás son algunas de las razones por las que no debemos olvidar a José Luis Cabezas:

– Porque su asesinato fue el peor ataque a la Libertad de Expresión en democracia.

– Porque desde ese 25 de enero de 1997 su familia no pudo dejar de sufrir su ausencia cada día.

– Porque ese desgarro lo sufrieron los trabajadores de prensa, sus compañeros de trabajo, sus amigos y toda la sociedad argentina.

– Porque en su asesinato hubo un mensaje mafioso de silenciamiento hacia toda la prensa y a todo el país.

– Porque su crimen dejó al desnudo cómo funcionaban las mafias empresariales y policiales en la Argentina.

– Porque desde los lugares más oscuros del poder buscaron obstaculizar la verdad y encubrir a los criminales.

– Porque la familia Cabezas, sus colegas y toda la sociedad salió a reclamar justicia como nunca había ocurrido en el mundo entero por el crimen de un periodista.

– Porque José Luis se convirtió en un símbolo de la lucha por la libertad y de la búsqueda de la verdad.

– Porque a pesar de esa lucha y de las condenas ejemplares que se consiguieron, hoy todos los asesinos están injustamente en libertad, habiendo cumplido una mínima parte de su pena.

– Porque José Luis era un simple trabajador que lo único que hizo fue cumplir con su misión de informar a través de la fotografía.

– Porque el periodismo nunca será el mismo desde aquel 25 de enero.

– Porque quienes conocimos a José Luis sabemos de su calidad como persona y su compromiso con su trabajo y con la vida.

– Y porque lo extrañamos a cada momento.

Por todo eso y mucho más, no nos olvidamos de José Luis Cabezas.

*Gabriel Michi es periodista. Fue amigo y coequiper de José Luis Cabezas en la revista Noticias hasta el momento de su asesinato. Autor del libro «Cabezas: Un periodista. Un crimen. Un País» (Editorial Planeta). Creador y director de MundoNews dondese publicó originalmente este texto. 

por Gabriel Michi *

Galería de imágenes

José Luis Cabezas y Gabriel Michi | Foto:CEDOC

En esta Nota

Más Noticias