martes, 27 febrero, 2024
InicioPolíticaAlgo más que negocios: diez novelas para ejecutivos sensibles (y no tanto)

Algo más que negocios: diez novelas para ejecutivos sensibles (y no tanto)

Muchos ejecutivos aprovechan el verano para ponerse al día con algunos textos que les quedaron pendientes: libros comprados en aeropuertos sin leer, libros que les regaló algún cliente o amigo que seguramente terminaron en la biblioteca sin abrir. El verano es el gran momento de ponerse al día y para aquellos que prefieran una lectura más introspectiva que indague la humanidad que hay en los directivos, nada mejor que ponerse frente al mar con una novela.

Para los que no pueden escapar al contexto argentino Donde retumba el silencio (Alfaguara) de Agustina Caride es una oda a la amistad donde la grieta política a la que nos acostumbramos en el país atraviesa el libro. Leonor sale a dar una vuelta por la ciudad silenciosa producto del encierro al que nos llevó la pandemia del Covid. Ahí se da cuenta que el PH que está arriba del suyo donde vive Elvira, su amiga de toda la vida, está a la venta. Ellas ya no se hablan; la gran amistad forjada décadas atrás en el Barrio Los Andes en Chacarita se fue erosionando con las diferencias políticas que hicieron de ellas dos desconocidas. El silencio entre estas vecinas tiene una oportunidad más, tal vez la última. Una novela que nos interpela en nuestras diferencias y en el tiempo perdido.

Agustina Bazterrica, autora del multipremiado Cadáver exquisito vuelve con una distopía donde el liderazgo mesiánico y la catástrofe climática nos prepara para una lectura voraz sin respiro. En Las indignas (Alfaguara), Bazterrica crea un mundo distópico donde la catástrofe climática llevó a que pocas personas y animales sobrevivan. Sin embargo, varias mujeres viven en La Casa de la Hermandad Sagrada donde un líder oculto manda a través de una tirana Hermana Superior y un sistema de jerarquías donde el que más arriba está es susceptible de admiración, pero no necesariamente es más feliz. El secretismo, las envidias, rumores y líderes que mandan sin ser desafiados podría ser el caso de cualquier organización podrida de su raíz. Una novela atrapante, vertiginosa y horrorosa sobre la naturaleza humana y organizacional.

La ciencia ficción no está fuera de nuestro listado de recomendaciones. La danesa Olga Ravn, escribió Los empleados (Anagrama) un libro que el que espera una narrativa lineal, no la va a encontrar. El libro es una serie de testimonios de los ocupantes de la nave 6000 que lleva humanos y humanoides que están orbitando un nuevo planeta. Cuando una serie de objetos son introducidos en la nave comienzan a aflorar las emociones y nostalgias de los humanos y los humanoides desarrollan sensaciones diferentes a su propia naturaleza. Tanto unos como otros se hacen preguntas sobre su misión, el trabajo, la explotación laboral, el control y las relaciones sociales. Un libro difícil de leer al principio donde cada lector podrá sacar sus propias conclusiones.

En Las indignas (Alfaguara), Agustina Bazterrica crea un mundo distópico donde la catástrofe climática llevó a que pocas personas y animales sobrevivanDENISE GIOVANELI

Ahora bajemos de la torre corporativa donde trabajan y vayamos al conurbano profundo donde la pobreza es moneda corriente. Ese es el contexto de un libro impactante como es Cometierra (Sigilo) de Dolores Reyes. El título no tiene nada de metafórico: la protagonista come tierra y al comer la tierra donde una persona estuvo puede visualizarla. Así vecinos pobres, ricos, todos transitan por la casa de Cometierra un ser que tiene la capacidad de darles respuesta a los que buscan. La trama central de esta espectacular novela se focaliza en los femicidios y la trata de personas, una realidad que es un flagelo social y se entrecruza con la propia realidad devastada de la protagonista que también sabe construir su propia historia.

En el thriller económico La pájara (Futurock), Juan Federico Von Zeschau cuenta la historia de un empresario inmobiliario que para vengar la muerte de sus padres tiene que comprar un campo y necesita juntar US$2 millones en una semana. La corrupción, dinero negro, cuevas, transferencias desde otros países; toda la traza de la economía negra en una obra donde personajes de campo y otros como la pájara misma que bien podría salir de una novela nórdica, hacen de esta una obra trepidante e imperdible.

«Tiempo de renacer», de Cristina Pérez, es un thriller psíquico que aborda la regresión, una de las más novedosas exploraciones sobre las revelaciones de la mente humanaRS Fotos

Siempre me llamó la atención las personas que pueden combinar diferentes profesiones y estilos siendo flexibles y buenos en lo que hacen. Es el caso de la periodista y escritora Cristina Pérez. Su faceta periodística requiere agilidad y velocidad de respuesta, así como una visión clara de la actualidad. Pero su faceta de escritora es igualmente interesante y profunda. Cristina tiene la capacidad de ir a la historia y volver como pocos a la realidad. Tiene rigor histórico en su escritura y una emocionalidad a flor de piel. Es el caso de Tiempo de renacer (Plaza & Janes). Helena es una joven modelo italiana que está trabajando en Florencia. En su paseo por la ciudad vive una extraña experiencia frente a El nacimiento de Venus, el célebre cuadro de Sandro Botticelli, y queda tan impactada que se desmaya. El inexplicable suceso la impulsa a buscar respuestas junto a un antropólogo, con el que iniciará una terapia de vidas pasadas que la llevará a desentrañar el misterio sobre Simonetta Vespucio, y su inesperada conexión con ella. Un thriller psíquico que aborda la regresión, una de las más novedosas exploraciones sobre las revelaciones de la mente humana. Siempre es tiempo de renacer.

Una Música, de Hernán Roncino.

Siguiendo con la introspección, en Nada que corte (Contramar) de Gloria Vaccareza entramos en dos mundos: el laboral y el hospital psiquiátrico. Vaccareza nos muestra la cruda realidad de la maquinaria laboral moderna donde la protagonista explota: le explota la vida en las manos. Hoy hablamos de burnout cuando estamos reventados de cansancio por no haber parado de trabajar cuando correspondía. Muchas veces se soluciona cuando paramos la máquina y generamos el descanso adecuado. Otras, como el caso del libro, terminamos en un neuropsiquiátrico para reconstruirnos. Sobreponerse al mundo interior y exterior, conservar la salud mental mientras trabajamos, es la clave de nuestras vidas que la autora de esta novela profundiza.

Viaje interior

El viaje interior al que muchas veces escapamos con la excusa que el trabajo no nos deja pensar se rescata en Una música (Eterna Cadencia) de Hernán Roncino. ¿Qué nos sucede con las imposiciones paternas? ¿Cómo nos afecta la vida personal y laboral? Es lo que le sucede al protagonista de esta historia, un pianista más por su padre que por vocación propia. La muerte de su progenitor lo lleva a una herencia: un campito en Paso del Rey. Un nuevo contexto donde para sobrevivir tiene que cambiar su nombre, aprender a ser albañil, carpintero, a transitar un nuevo sistema. ¿Cuántos de nosotros somos capaces de cambios radicales? ¿Cómo logramos salir del yugo paterno? ¿Es posible encontrar la felicidad cuando fuimos seteados de una forma? El protagonista empieza a estar inmerso en sus sensaciones, en las impresiones que le causa el paisaje al mismo tiempo que recuerda conciertos y aprendizajes.

Dolores Reyes, autora de CometierraEd. Sigilo

Para ir terminando con nuestras recomendaciones, dos libros para recordar nuestra infancia primero y nuestra historia después; ambos para compartir con toda la familia. El primero es Familia de bien (La Parte Maldita) de Ricardo González Aguirre, que nos muestra la vida de Gadito a través de once relatos hermosos que lo siguen a través de su vida. Aquellos que tengan memoria histórica (o sea, gente más grande) podrán ver reflejados retazos de sus propias historias: una familia de clase media, infancias que crecen entre cines, cambios y relaciones de familias. Hay un halo nostálgico a medida que avanzamos con los cuentos y Gadito entra en el umbral de la adultez: la pérdida de un tiempo precioso que no volverá. Para compartir con los hijos que no vivieron esa época.

Finalmente, el libro Los nombres prestados (Nube de Tinta) de Verónica Sukaczer es un descubrimiento para toda la familia. En mi caso, lo descubrí con mis hijas que lo leyeron en algún momento en la escuela. Nina, una joven de 20 años, estudiante de periodismo, debe vaciar la biblioteca de la casa de su abuelo. Entre las páginas de un libro de propaganda nazi encuentra ocho cartas dirigidas a él que la acercarán a un pasado desconocido. Su abuelo escapó del nazismo, pero nunca quiso hablar demasiado de eso. ¿Cómo romper ese silencio que desgarra su vida? En ese silencio se entrama una historia dolorosa, enlazada entre amores y escapes de supervivencia. El hoy, el pasado, el inevitable sufrimiento y las pérdidas; el amor, las huidas y la suerte de un nombre prestado que tuerce el destino y permite que vida se imponga. La vida misma.

Conocé The Trust Project

Más Noticias