viernes, 24 mayo, 2024
InicioPolíticaQué le pasa a mi cuerpo si como arándanos todos los días

Qué le pasa a mi cuerpo si como arándanos todos los días

El arándano es una de las frutas que compone el grupo de las berries o frutos del bosque, junto con las frutillas, las moras y las frambuesas. Su característica principal es que se desarrolla en arbustos de manera natural y antiguamente su cultivo no era necesario. Sin embargo, con el devenir del los años, su auge se tornó mucho más presente en las dietas diarias y en la actualidad pasó a ser un buen complemento en cualquiera de las cuatro comidas. Lo cierto es que esta pequeña baya es considerada muy benéfica y si se ingiere a diario, puede tener efectos positivos para nuestro cuerpo.

Los arándanos tienen su origen en Europa, norte de África, Cáucaso y Asia septentrional, pero su desarrollo se extendió a otros continentes, como América del Norte y del Sur. La Argentina es productora de esta fruta que se exporta en mayor medida y que crece en tres de sus provincias: Entre Ríos, Buenos Aires y Tucumán.

El arándano azul -ya que también los hay en rojo- posee múltiples beneficios para el organismo. Según detalla el artículo del Senasa, aporta diferentes vitaminas como la B y C, minerales y ocupa los primeros lugares entre los vegetales por ser un potente antioxidante, lo que favorece el crecimiento y desarrollo de las células sanas de nuestro cuerpo.

El arándano azul es más eficaz que el rojo en los problemas de visión y para mejorar la circulación sanguíneaFoto de Markus Spiske en Unsplash

La ingesta diaria revierte los efectos degenerativos de la edad y protege, entre otras cosas, las paredes del tracto urinario. Incluso, ayudan a mantener un buen funcionamiento del sistema cardiovascular y de la visión.

En tanto, un estudio de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, que analizó el aporte positivo de las frutillas y los arándanos, gracias a la recopilación de 93.600 datos de mujeres de entre 25 a 42 años, que consumieron durante 18 años diferentes alimentos saludables, se halló que quienes ingerían estas berries tenían menos riesgo a padecer un ataque cardíaco. Cabe remarcar que se separó a este rango etario debido a que se las considera en una etapa menos propensa a manifestar enfermedades cardiovasculares.

Esta investigación estuvo a cargo del Doctor Eric Rimm, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública de Harvard y la Escuela de Medicina de Harvard, quien mencionó: “Cuanto antes las personas comiencen el tipo de dieta que incluya una mayor ingesta de arándanos y frutillas, mejor”.

Consumir arándanos puede prevenir la formación de cálculos en los riñones (Foto: Pixabay)

“Nuestra hipótesis subyacente es que estos alimentos son beneficiosos porque tienen un alto contenido de antocianinas (flavonoides), pero aún no se ha demostrado si se trata solo de esta o de alguna otra sustancia en los arándanos y las frutillas”, agregó Rimm, por lo que aconsejó incorporar esta baya azul en el menú diario, en forma de colación o en cada una de las cuatro comidas.

Según la Clínica Mayo, los arándanos azules son bajos en calorías y previenen la aparición de ciertos tipos de cáncer. Gracias a su efecto flavonoide, permite el descenso de los niveles de colesterol malo (LDL) e incentiva el aumento del bueno (HDL). Por ende, esto hace que disminuya la presión arterial.

Además, la ingesta diaria evita la diabetes y si estás dentro del grupo que ya posee esta enfermedad, se recomienda consultar con tu médico de confianza, ya que el arándano puede afectar el resultado de los medicamentos.

LA NACION

Más Noticias